Tu hogar debe ser un espacio de paz, donde puedas llegar a relajarte y a disfrutar de tus actividades preferidas, sin que te distraiga el ruido provocado por terceros. El problema del ruido en casa suele deberse a tres factores principales:

  1. Ruido que viaja por el aire: es el más frecuente, y todos en algún momento nos hemos quejado por los molestos sonidos que vienen del departamento vecino o de la calle (música, tránsito vehicular, perros ladrando, niños jugando, etc.).
  2. Sonidos que viajan por la estructura: los pasos del vecino de arriba, murmullos, muebles que se arrastran y en casos extremos, incluso ronquidos y hasta el despertador del vecino.
  3. Ruido en el ambiente interior: son los ruidos que producen los miembros de tu familia, cada persona tiene sus propias actividades, y el nivel de ruido generado podría afectar la convivencia o el descanso de los demás.

Los ruidos interiores provienen de espacios de mayor altura o que tienen materiales duros como el mármol, cristal o tableros de yeso sin el aislamiento acústico adecuado, ya que el sonido choca contra estas superficies y rebota, efecto conocido como reverberación.

La acústica arquitectónica es la ciencia que se encarga del estudio del control de los sonidos en casas, locales y edificios, ya sea para lograr un aislamiento adecuado del ruido entre construcciones o para mejorar el acondicionamiento acústico en el interior.

En Construcentro podrás encontrar todos los productos y sistemas de construcción USG, entre ellos, los sistemas acústicos USG Tablaroca® para espacios interiores que representan la masa con la que se rompe la trayectoria del sonido, ya que contienen materiales absorbentes como colchonetas de fibra de vidrio o de lana mineral dentro de la cavidad del bastidor metálico, armado con postes y canales USG, lo que mejora notablemente el aislamiento.

El aislamiento acústico es especialmente importante cuando los habitantes de un espacio necesitan privacidad e independencia, como en consultorios, salones de clase, habitaciones de hoteles, oficinas, departamentos, etc.

Antes de comprar o mudarte a una nueva casa o departamento, te recomendamos revisar estos 5 puntos:

  1. Espesor de los muros – de acuerdo con el reglamento de construcción de la Ciudad de México, el espesor mínimo de los muros debe ser de 12 cm, pero lo ideal es que sean de 16 cm, o en su defecto, que estén repellados por ambos lados, para que el yeso selle todas las fisuras. Con el sistema USG para muros divisorios existen varias alternativas para obtener diferentes grados de aislamiento acústico, asegurando ambientes libres de ruido externo.
  2. Espesor de la losa – una vez más, lo recomendable son 16 cm, pero lo ideal serían 20 cm. Al instalar un sistema de Plafones® Acústicos USG podrás incorporar diferentes características en acústica, por lo que es necesario definir las necesidades de aislamiento de sonido.
  3. Fíjate que las ventanas sean abatibles o de proyección, posteriormente podrás mejorar el aislamiento y sellarlas. Si las ventanas son corredizas, no hay mucho qué hacer y el ruido exterior seguramente se colará hasta tu hogar.
  4. Sería ideal que las recámaras tuvieran plafones instalados, pues ayudarán a reducir el ruido del departamento del piso superior. Los plafones® USG le dan además, un toque especial a lo alto de tu espacio, proporcionando libertad de diseño, una sencilla instalación y un rendimiento excepcional.
  5. Verifica que las recámaras no colinden con espacios ruidosos del departamento continuo, como la sala de televisión o la cocina.

Si te interesa obtener mayor información sobre la instalación de los sistemas acústicos USG o sobre los sistemas Tablaroca®, te invitamos a consultar a los expertos de Construcentro, quienes con gusto te apoyarán para que recuperes la tranquilidad en tu hogar.