Terminar la carrera e iniciar una nueva etapa como arquitecto puede llegar a ser un desafío bastante complejo, algunos recién egresados deciden comenzar su carrera profesional abriéndose camino como dibujantes dentro de algún despacho bien acreditado, vendiendo materiales para construcción o cualquier otra función que no implique la toma de decisiones; sin embargo, esta estrategia no siempre es la más adecuada.

Todo recién graduado es una promesa, pero son pocas las empresas dispuestas a invertir en la capacitación inicial, así que para poder conseguir tu primer empleo formal, debes tener algún tipo de experiencia. Dos consejos muy útiles para guiar a los jóvenes arquitectos a encontrar un empleo es en primer lugar, el identificar a qué parte de la cadena productiva se desea pertenecer y en segundo lugar, conocer las tendencias actuales y las técnicas del futuro.

Hay varias preguntas que debes hacerte antes de tomar una decisión sobre el futuro:

  1. ¿Dónde encajar profesionalmente?

Recuerda que el trabajo no debe convertirse en una pesada carga, sino que debe representar tan sólo una parte de la cotidianeidad, por este motivo es necesario saber qué va mejor con cada persona. Es necesario entender cuál es tu estilo de vida y encontrar cuál es el sector de la profesión que mejor encaja contigo.

  1. ¿Cómo contribuir a la arquitectura?

Es importante pensar qué se puede aportar a la sociedad y a la profesión, con nuestros conocimientos actuales y futuros.

  1. ¿Qué problemas se pueden resolver?

Lo mejor será buscar una opción en la que nadie o pocos estén actuando al respecto, por lo que a través de las aportaciones y conocimientos adquiridos se puede encontrar qué problemas se pueden solucionar, ésto es clave para tener un mayor grado de implicación y motivación para llegar al éxito.

  1. ¿Qué tipo de personalidad tienes?

Recuerda que lo que las empresas buscan más en un candidato es un buen carácter y que sea una persona capaz y con iniciativa que se interese en aprender y afrontar nuevos retos. Piensa qué tipo de perfil tienes, ¿liderazgo o cooperación? ¿Se te da bien trabajar en equipo o prefieres especializarte en una rama concreta o bien, te gustaría adquirir un conocimiento horizontal? Responderte estas preguntas te ayudarán a encaminarte profesionalmente.

  1. ¿Qué tendencias vienen?

Hay que innovarse para adaptarse al futuro. Es importante pensar en cómo evolucionará la industria, de esta manera se puede trabajar paralelamente al avance de la arquitectura.

  1. ¿Cuáles son las nuevas técnicas para el futuro?

Técnicas como BIM (Building Information Modeling), LEAN (Lean Manufacturing, que se refiere a la producción ajustada o manufatura esbelta) o LEED (Leadership in Energy and Environmental Design) ayudarán a progresar y tener una visión más amplia de las posibilidades. Es por eso que es importante estar al día de las novedades e involucrarlas en la medida de lo posible. Innovar es progresar.