La tendencia habitacional nos lleva a encontrar espacios cada vez más reducidos, se acabaron esas épocas de casas enormes con 4 o 5 dormitorios y espacios comunes donde se reunía toda la familia. Los hogares actuales son, por lo general, mucho más pequeños y tenemos que ingeniárnoslas para aprovechar al máximo el espacio disponible.

Saber utilizar el espacio, por mínimo que sea, es cuestión de creatividad e ingenio. Que una habitación sea pequeña ya no es excusa para que no tenga estilo y en Construcentro contamos con los materiales necesarios para ayudarte a diseñar tus espacios de manera que puedas sacarle el máximo provecho a cada rincón de la casa.

  1. La luz en la decoración de habitaciones pequeñas

La luz siempre es importante en la decoración, pero si la intención es lograr una sensación de amplitud, hay un par de trucos sencillos que nos pueden ayudar a lograr este cometido. Primero, nada de cortinas pesadas y obscuras, mejor apuesta por las más claras y transparentes para darle el máximo protagonismo a tus ventanas y dejar que la luz ¡entre a raudales! Si tu habitación no tiene ventanas, asegúrate de poner mucha luz en todos los rincones, recuerda que la luz es tu principal aliada en la batalla por el espacio.

  1. Color

El color bien empleado nos puede ayudar a dar la ilusión de un espacio más amplio, pero si utilizamos los colores equivocados, provocará el efecto contrario, haciendo que el espacio parezca más pequeño de lo que es en realidad. La opción más sencilla es escoger colores claros y luminosos, blancos, cremas y amarillos son colores ideales para hacer crecer cualquier espacio ante nuestros ojos, sin embargo, hay otros colores, como el verde, el rosa, azul o el lila que en tonos muy suaves nos ayudarán a recrear esa misma ilusión. Y si te gustan las paredes degradadas que están de moda, te tenemos una buena noticia, también ayudan a crear la sensación de amplitud. En Construcentro encontrarás la línea completa de pinturas y recubrimientos Corev, con los que podrás darle un toque luminoso y novedoso a tus habitaciones.

  1. Gana profundidad visual

La armonía cromática nos ayuda a generar profundidad visual, por lo que unificar en color los muebles y las paredes es una estrategia que hará que el mueble se confunda con los muros y aumentar la sensación de continuidad. Sobra decir que el blanco, y los tonos luminosos, son la mejor opción para conseguir este objetivo.

Otra buena opción para ganar profundidad es pintar la pared opuesta a la puerta de entrada con un color más oscuro, incluso el negro o azul muy obscuro. De esta forma resaltará y dará sensación de ser más profunda de lo que es en realidad, engañando al ojo.

  1. No olvides el techo

El techo es otro elemento que puede ayudarte durante la decoración de habitaciones pequeñas siempre y cuando elijas pintarlo blanco o del mismo color que el resto de las paredes, recuerda que la unidad cromática ayuda a ganar metros. También puedes pintar el techo más claro que las paredes y así alejarlo visualmente, aunque si tenemos una habitación pequeña pero con los techos muy altos, podemos pintar el techo de color más oscuro, lo cual creará el efecto de una estancia más acogedora.

  1. Muebles pequeños

Evita sobrecargar la habitación utilizando muebles pequeños y de líneas rectas, aprovecha las paredes colocando estantes donde acomodar libros y objetos, con la doble función de decorar y conseguir espacio de almacenamiento adicional.

Utiliza pocos muebles evitando los muebles pesados y de colores oscuros, elige piezas ligeras y dinámicas que puedas mover fácilmente, camas sin cabecera y sillas y mesas con patas metálicas o ligeras.

  1. Aprovecha cada rincón

Aquí vamos a decirte algo que quizá te sorprenda: ¡Siempre hay más espacio del que pensamos! Lo único que tienes que hacer es mirar a tu alrededor y seguro que se te ocurrirá cómo sacar algún metro o dos de almacenamiento extra, por ejemplo, el espacio debajo de la cama donde puedes colocar una caja con cajones o colocar unos cestos.

Las estanterías son también una buena apuesta para aprovechar el espacio en los muros y darle color a la habitación. Aprovecha los rincones perdidos para poner estantes que son muy útiles para guardar libros o cajas, por ejemplo, encima de la cama; si le añades unos focos, no necesitarás lamparita de noche.

  1. Coloca espejos

Una solución que siempre funciona son los espejos colocados estratégicamente para dar una mayor sensación de amplitud. Coloca los espejos en la pared más estrecha para que ofrezca una sensación de mayor amplitud y, si colocas un espejo de pared o de pie delgado, ocupará muy poco espacio y además son decorativos.

  1. Imprímele tu personalidad con complementos

Los complementos evitarán que tu habitación parezca de revista, pero impersonal. Juega con diferentes estampados y agrega una nota de color a través de los textiles. Las alfombras, cojines y mantas serán tu sello personal, además, harán que tu espacio dé la sensación de un espacio vivo. ¿Una ventaja más? Son fáciles de renovar sin hacer un gasto excesivo.

Aplica estos sencillos trucos para decorar tus espacios, seguro crecerán ante tus ojos creando un espacio mucho más confortable en el que relajarse. Si vas a comenzar la redecoración de tus habitaciones, acércate a Construcentro, donde encontrarás todos los materiales para emprender tu próximo proyecto.