La fachada es uno de los elementos claves del diseño arquitectónico, es lo primero que los visitantes ven cuando te visitan y es además, el elemento que le da identidad a tu casa dentro de tu colonia. La fachada de tu casa habla de los que la habitan y es la carta de presentación de tu hogar hacia el exterior.

Ya sea que estés por diseñar tu casa nueva o que quieras remodelar la casa en la que habitas actualmente, hay varios puntos prácticos que debes considerar para que el resultado final sea el que has soñado.

El primer paso es definir el estilo de fachada que más te gusta, recuerda que es importante que vaya de acuerdo con el estilo general de tu casa, ya sea moderno, minimalista o colonial. También debes tomar en cuenta otros aspectos, como la seguridad, funcionalidad e iluminación.

Diseñar una fachada puede ser un proceso complicado, por lo que lo mejor será contar con el apoyo de un arquitecto o un diseñador de interiores, debido a que hay muchas decisiones que tomar: materiales, colores, líneas, plantas y otros elementos decorativos, etc.

Una vez que hayas definido el estilo de fachada que prefieres, puedes pasar a elegir los materiales. Existen muchas combinaciones que involucran materiales tradicionales como el ladrillo, concreto, madera o metal, pero también puedes considerar materiales como los tableros 100% de cemento marca USG DUROCK® que son la alternativa más conveniente para solucionar elementos exteriores no estructurales como fachadas, faldones, volúmenes decorativos, arcadas, plafones, etc. DUROCK® permite resolver elementos expuestos al contacto directo con el agua con un proceso de instalación limpio, rápido y eficiente.

Ahora, deberás considerar el nivel de seguridad que necesitas. Si vives en un fraccionamiento cerrado, es más probable que necesites menos seguridad a nivel de calle y así podrás definir la altura de la barda o si vas a complementar la seguridad con dispositivos como una cerca electrificada o cámaras al exterior.

Y muy relacionada a la seguridad está la intimidad que deseas obtener con la fachada. Si tienes muchos vecinos y tu calle es muy transitada, quizá desees reducir la cantidad de ventanas hacia el exterior, mientras que si vives en una zona con menor densidad, quizá puedas dejar un mayor número de cristales y obtener una mejor iluminación, que es un punto fundamental, también para la fachada; debes pensar en cómo lucirá tu fachada tanto de noche como de día, tanto desde un punto de vista estético (acentuando algún elemento decorativo, como una fuente, con luces), como práctico (si debes recorrer un trecho hasta la puerta principal, asegurándote que haya suficientes luces).

La funcionalidad es otro elemento importante a tomar en cuenta, la fachada puede ser solamente la puerta de entrada, o contar también con una parte que sea cochera techada para proteger tus autos.

Por último, llega el turno de decidir la paleta de color. Esta dependerá en parte del estilo que hayas elegido para la casa, de la pintura que elijas y de los materiales y acabados. En Construcentro encontrarás la línea completa de pinturas y recubrimientos Corev, con los que podrás no sólo decorar, sino también proteger los materiales exteriores de tu fachada; recuerda que utilizando los diferentes tipos de recubrimientos podrás obtener distintos efectos visuales.

Escoger un color neutro como base y combinarlo con algún color de acento, como el rojo por ejemplo, puede ser una buena manera de imprimirle tu personalidad al exterior de una casa. Esto funciona especialmente bien si el diseño de tu casa es contemporáneo, pero si tu casa es de inspiración colonial o estilo mexicano, puedes aprovechar las hermosas combinaciones que la arquitectura mexicana nos ofrece y utilizar colores vivos, como naranja o azul con detalles en bordes o arcos en blanco.

 

Tener un jardín en la fachada puede ser una excelente y accesible manera de transformar el exterior, haciéndolo más atractivo. No olvides la parte natural que te recibirá al entrar a tu hogar, consulta a un jardinero o en un vivero local, sobre la mejor elección de plantas, de acuerdo al clima, cantidad de sol que recibirán, altura que alcanzan y, sin son flores, pregunta también sobre sus colores y la temporada en la que florecen.

Como habrás podido comprobar, la fachada de una casa es un elemento vivo y de suma importancia para una casa. Si tienes dudas sobre el tipo de materiales que puedes utilizar, acércate a Construcentro, donde estamos seguros que podremos apoyarte a lo largo de todo el proceso de construcción o remodelación.