Cada vez es más importante ser ecológicamente responsables, todas las acciones que llevamos a cabo repercuten, de una u otra manera, en el medio ambiente. La necesidad de adecuar nuestras actividades, costumbres y hasta nuestros hogares a estándares amigables con el medio ambiente ha aumentado; afortunadamente, hay acciones muy sencillas que podemos implementar para tener un hogar sustentable y poder así, ayudar al planeta.

No necesitas gastar mucho tiempo ni dinero para hacer de la casa un lugar más verde, se trata de modificar algunas cosas que nos ayuden a adaptar nuestro hogar con la ecoamabilidad y al mismo tiempo a ahorrar agua y energía, a reducir nuestras emisiones de carbono y a contaminar menos.

1. Desconecta los aparatos eléctricos que no estés utilizando – de esta forma ahorrarás electricidad y reducirás tus emisiones diarias de carbono. Procura revisar que todos tus aparatos y electrodomésticos estén desconectados, o al menos apagados, antes de salir, desde las luces hasta la computadora.

2. Cambia tus focos – si aún no lo has hecho, comienza por reemplaar los focos viejos por bombillas ahorradoras de luz fluorescente o por luces LED. Estos nuevos focos te ayudarán a ahorrar una cantidad considerable de dinero mientras liberas al planeta de emisiones dañinas.

3. Aprovecha al máximo la luz solar – aunque ya hayas cambiado tus focos, el aprovechar la luz del día es una de las formas más sencillas de ahorrar energía. Aproximadamente el 25% del consumo eléctrico de una casa proviene de la iluminación interior. Adicionalmente, puedes aplicar un par de trucos para maximizar la luz natural en casa: un tragaluz, espejos o repintar tus muros en colores claros para reflejar más la luz solar. Recuerda que si estás pensando en pintar tu hogar, en Construcentro contamos con la línea completa de pinturas y recubrimientos Corev, que además cuentan con pinturas amigables con el medio ambiente de bajo contenido de compuestos orgánicos volátiles (VOC) para interiores y exteriores, como BIOPAINT XT.

4. Utiliza tu lavadora correctamente – la mayoría de las lavadoras indican que los ciclos de lavado deben llevarse a cabo con agua fría y caliente, pero la mayoría de las personas utilizamos solamente agua fría, haciendo que las máquinas hagan un mayor esfuerzo y gasten más energía. Al mezclar las temperaturas, se pueden ahorrar hasta un 80% de luz, además de obtener una mejor limpieza de las prendas.

5. Deja atrás los desechables – trata de llevar contigo una botella para tomar agua, para no tener que comprar nuevas cuando estés fuera de casa. Utiliza también tus propios thermos para llevar café, averigua en qué cafeterías te descuentan el desechable del precio de tu bebida. También puedes llevar contenedores reutilizables a algunos restaurantes o tiendas para llevar comida para llevar.

6. Reutiliza el agua – todo es cuestión de captar el agua correctamente. Las aguas grises o jabonosas se pueden reutilizar para lavar los pisos, el automóvil o bien para el excusado. Puedes desconectar la manguera que lleva el agua de tu lavadora al desagûe e instalarla para que caiga en algún recipiente  de modo que puedas reutilizar el agua cuando lo necesites. Tampoco tires el agua que utilizas para hervir verduras o huevos, puede servir varias veces.

7. Recicla tus artículos en buen estado – muchos de tus objetos personales como ropa, accesorios, muebles y libros pueden ser reutilizados. Si tú ya no los quieres, dónalos, intercámbialos o véndelos, Otra persona puede darles un nuevo uso y así ayudarás a alargar la vida de estos objetos.

8. Haz tus propios productos de limpieza – tú puedes hacer tus propios productos de forma ecológica, no tóxica y barata. Dejarás de gastar mucho dinero, contaminarás menos y dejarás de exponerte a componentes químicos que son tóxicos para tí y tu familia. En internet hay varios tutoriales que te enseñarán a fabricarlos.

9. Remodela responsablemente – cuando pienses en ampliar o modernizar tu hogar, elige productos ecológicamente responsables. En Construcentro somos distribuidores de los productos y sistemas de USG que se distinguen por su compromiso con el medio ambiente, reduciendo así el impacto de nuestra huella en el medio ambiente durante todo el ciclo de vida útil de los productos. Materiales resistentes a la humedad como USG Tablaroca® Anti Moho® o al fuego, como USG Tablaroca® Firecode®, hacen que las construcciones no sólo sean más fuertes, sino que además tengan un menor costo de mantenimiento.

10. Compra en grande – comprar paquetes grandes de productos de aseo personal y alimentos no perecederos es más conveniente no sólo en precio, también nos ayuda a reducir la cantidad de basura que producimos. El hecho de extender los periodos de tiempo entre cada compra logra disminuir el consumo de bolsas plásticas, ahorra los viajes al supermercado, etc.